top of page
Buscar
  • @Gentopia_

De prejuicios que puede escalar hacia la muerte de miles de personas en 2021


Aumentó la violencia de género en los hogares


La pandemia por COVID-19 ha impactado en diversos ámbitos de la vida cotidiana. Las medidas de confinamiento derivadas de este fenómeno han generado mayores niveles de estrés, desempleo, inseguridad social, económica y alimentaria. A lo anterior, se suma un número importante de personas que viven en espacios muy pequeños, cuyo hacinamiento impacta en su salud mental y física.


En este contexto tan adverso y de incertidumbre, se han agravado las diversas formas de

violencia que históricamente han existido sobre las personas por su expresión e identidad de género y orientación sexual. Son numerosas las limitantes del entorno y la cultura cuando las personas tratan de ejercer sus derechos fundamentales. Su condición de género puede afectar de múltiples maneras su vida.


En México, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se contabilizaron 3,752 homicidios de mujeres entre enero y diciembre de 2020. Esto significa que durante el último año 10.2 mujeres fueron asesinadas al día en distintas partes del país. Pero de estos casos, sólo el 26% son investigados como feminicidio, es decir, como una de las manifestaciones extremas de la violencia de género. En época de pandemia la violencia feminicida se ha recrudecido.


Los hogares han sido uno de los ámbitos en donde más se ha visibilizado sucesos vinculados a la violencia en razón de género. Según el Centro de Estudios de Género de la UNAM, en el tercer trimestre de 2020, se registraron 19,000 carpetas de investigación sobre violencia familiar. Donde los estados con mayor número de denuncias fueron CDMX (7,305), Nuevo León (5,076) y Estado de México (4,902).


La violencia en otros ámbitos de la vida diaria


Donde también se ha visibilizado la violencia hacia las personas por su condición de género es en el ámbito laboral. Entre enero y agosto de 2020, se presentaron 58 denuncias por actos de hostigamiento y acoso sexual en 22 instituciones públicas. En ellas se evidenciaron actos como tocamientos, acoso en redes sociales, propuestas indecorosas hasta amenazas de perder el empleo si no se accedía a tener relaciones sexuales. Tanto personas con cargos directivos como colegas fueron acusados (El Universal, 2020).


De igual manera, se ha incrementado en los últimos años la violencia digital, incluso, ha tenido auge durante la pandemia. Según ONU Mujeres México, 94 millones de mujeres viven ciberacoso, y en la mayoría de los casos son personas conocidas quienes generan la violencia. Las personas afectadas experimentan ansiedad, estrés, depresión, ataques de pánico y sensación de impotencia en su capacidad para responder al abuso.


Diversidad sexual en el contexto de pandemia


Desde antes de la contingencia, las personas de la comunidad LGBT+ se han enfrentado a desigualdades sociales derivadas de los prejuicios y estereotipos sobre la sexualidad. Con la implementación del confinamiento como medida sanitaria, se sumaron elementos que agravaron experiencias de discriminación en el entorno familiar, escolar y laboral.


Datos de la Encuesta Mexicana de Vivencias LGBT+ ante la COVID-19 señalan que en el ámbito familiar aumentaron los casos de abuso y discriminación a la diversdiad sexual, sobre todo, por parte de familiares directos. Las personas participantes mencionaron haber vivido de manera recurrente agresiones verbales. Asimismo, la violencia y discriminación se visibilizó en los servicios de salud, en algunos casos, se les negó la atención a las personas. Por ello, es importante fortalecer programas de salud integrales, que apunten al respeto de todas las personas.


Según el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT en México, entre enero y noviembre de 2020, se documentaron 43 asesinatos y 11 casos de desaparición forzada en 10 estados del país. Lo que da cuenta que en época de pandemia no cesan los crímenes de odio motivados por prejuicios o creencias de la sexualidad basados en roles de género.


2021: un año para construir comunidad y frenar las violencias


El contexto por COVID-19 representa grandes retos para garantizar una vida libre de violencia a todas las personas sin importar su género, orientación sexual o identidad. Por ello, necesitamos desmontar los prejuicios relacionados al género, la sexualidad y el cuerpo. La “normalidad” no existe, nuestra naturaleza es diversa.


Además de exigir a los gobiernos que cumplan con los tratados nacionales e internacionales para erradicar las inequidades en razón de género, asumamos nuestra responsabilidad en comunidad y aceleremos el cambio en nuestros espacios de interacción cotidiana. Por ejemplo, a través de la revisión de nuestra dinámicas laborales para identificar los comportamientos y prácticas discriminatorias y violentas que de alguna forma sostenemos en colectividad.


En 2021, desde Gentopia te proponemos construir comunidad para que de manera colaborativa reflexionemos sobre cómo nuestros prejuicios impactan en nuestras vidas y en las demás personas. Sólo así haremos posible un mundo donde importen las personas, sus ideas y su sentir, no su género.


¡Si cambiamos, cambia el mundo!

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page