top of page
Buscar
  • @Gentopia_

¿Cómo vemos desde 2090 la pandemia de 2020?



La primera pandemia pensada con perspectiva de género


2020 fue un año que marcó las primeras décadas del siglo XXI: comenzó la pandemia del coronavirus COVID-19. No obstante, las pandemias han sido tan antiguas como la humanidad misma.


La Peste Negra en la Edad Media mató a 200 millones de personas entre 1347 y 1351. La gripe española mató a 50 millones de personas durante el fin de la Primera Guerra Mundial. El VIH/SIDA ha acabado con la vida de 25 a 35 millones de personas desde su descubrimiento en 1981.


Entonces, ¿qué tiene de diferente el coronavirus? De acuerdo a la historia de género que se tiene en 2090, el COVID-19 fue la primera pandemia en analizarse con perspectiva de género. Las consecuencias sociales del aislamiento mundial, impactaron de manera diferente en las personas por su condición de género. Así, se puso en evidencia una situación crítica: las mujeres y los hombres sienten y viven los efectos de la pandemia de diferentes modos.


Las violencias no estuvieron en cuarentena


Una medida que los gobiernos instrumentaron para reducir la propagación del COVID-19 fue la cuarentena. Pero permanecer en casa no significó necesariamente un refugio para todas las personas.


Por un lado, la prevalencia de creencias inflexibles sobre los roles de hombres y mujeres en los hogares representó un obstáculo para erradicar la violencia de género.


Durante el confinamiento fue difícil convivir sin que los roles de género evidenciaran las desigualdades de la mala distribución de tareas domésticas. Muchos hombres se dedicaron a actividades fuera de casa como hacer compras de supermercado a pesar de las circunstancia; mientras que la mayoría de las mujeres se quedó en casa cubriendo actividades domésticas triplicadas.


En México, se estima que 79.2% de las mujeres cuida a niñas, niños, adultos mayores o personas con enfermedades crónico degenerativas. ¿De qué manera los hombres contribuyen al cuidado de otras personas?

Por otro lado, en Gentopia recordamos que la pandemia fue una experiencia llena de agresiones contra algunas personas. Aumentaron los diferentes tipos de violencia que prevalecían en tu tiempo. La cuarentena abrió la oportunidad para que algunos sujetos se volvieran agresores y otros víctimas de alguna manifestación de violencia.


Las llamadas por violencia de género en casa aumentaron 60% durante la cuarentena y las peticiones de asilo 30%. En la CDMX, aumentaron 7.2% las personas detenidas por violencia familiar durante la cuarentena y se abrieron 1,608 carpetas de investigación. Países como Francia instrumentaron medidas para que sus hoteles dieran hospedaje a quienes pedían asilo por violencia doméstica.


Con la pandemia, no sólo se registraron más violencias en casa. También algunos derechos fueron transgredidos, como el derecho al aborto. En Italia, el gobierno consideró que era una cirugía no esencial y se debían postergar hasta el término de la cuarentena.


Ante esta respuesta, ¿cómo se garantiza la autonomía de las mujeres para decidir si desean estar embarazadas o no?

Desde 2090, la pandemia del coronavirus nos recuerda las profundas condiciones de desigualdad que prevalecían en las sociedades de 2020. Reflexionar esta situación, desde una perspectiva de género, ayudó a cuestionar aún más las relaciones que las personas de tu tiempo mantenían. Fue un momento de quiebre para la sociedad donde vives. ¿La pandemia nos acerca a un mundo donde el género no importa?


Las personas de tu tiempo podrían acelerar o retroceder en la lucha por derribar las diferencias artificiales de género. Durante los siguientes días, podría incrementar el número de hombre que se responsabilicen de sus hogares y cambien conductas violentas ante la crisis.


Acercarnos a un mundo donde el género no importa dependerá de cuántas más personas de tu tiempo transformen sus creencias al respecto, a pesar de la cuarentena.

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page