top of page
Buscar
  • @Gentopia_

¿Una nueva normalidad basada en la exclusión?



A 70 años del inicio de la pandemia por COVID-19, en Gentopia vemos que fue una oportunidad única en el tiempo. Los organismos internacionales de la época hablaban sobre una nueva normalidad. Esta noción abrió la posibilidad de que las personas del 2020 aceleren los cambios que los diferentes géneros necesitan para un mejor futuro. ¿Qué significa la nueva normalidad y quiénes la construyen?


La normalidad: una política de exclusión


Al mirar en retrospectiva la gestión de las epidemias, vemos que las políticas sanitarias han contribuido a pensar en una idea sobre la normalidad. Bajo esta noción se esconden criterios para estandarizar los cuerpos y las conductas. Esto nos lleva a distinguir entre quienes son normales y los anormales.


En 2020, la gestión de la pandemia del COVID-19 no fue muy distinta a como se trató la lepra en la Edad Media. En ese momento, las personas también se confinaron en sus casas para evitar contagiarse. Ambas pandemias coincidieron en apostar por el distanciamiento social. En cambio, a quienes padecieran el virus se les reservó un espacio distinto: los hospitales o un cuarto dentro de casa.


La pandemia logró que uno de los espacios más propios e íntimos se volviera sospechoso. En casa no sólo se recluyó en cuarentena a las personas con síntomas de la enfermedad. También, logró que la pandemia de las violencias de género se intensificará. En sólo 3 meses, en México hubo 76 denuncias por mujeres secuestradas, 244 posibles feminicidios y 67,081 llamadas de violencia doméstica.


Con la política de segregación que la normalidad esconde, el COVID-19 volvió a recordarles a las personas del 2020 que la desigualdad perdura. No sólo diferencias en las condiciones laborales o económicas. Es un problema más profundo que lleva a las sociedades plantearse qué vidas salvaremos y cuáles serán sacrificadas. ¿A caso las defunciones por coronavirus son más lamentables que las motivadas por creencias acerca del género?



¿Qué hay de novedoso en la nueva normalidad?

Tanto en México como en el mundo, los gobernantes han apostado por acostumbrarnos a vivir con el virus. Incluso, en esta nueva normalidad se ha pospuesto la resolución de problemas sociales, como la violencia doméstica, que han cobrado la vida de más personas que el COVID-19. Acostumbrarse no necesariamente es la mejor salida para las pandemias. También ha "normalizado" las diferentes formas de violencia de género.


Además de los riesgos de la costumbre, la nueva normalidad lleva la política de exclusión que la normalidad esconde hasta el cuerpo individual. Para preservar la salud, la nueva normalidad apostó por el sometimiento de la autonomía del cuerpo frente a un bien mayor, como lo es la vida.

El cuerpo no es un territorio de conquista, como hemos aprendido con la lucha contra cualquier violencia de género. Pero con la nueva normalidad pareciera que vamos olvidando las lecciones que aprendimos. En algunas partes del mundo, como México, el aborto no fue considerada una intervención quirúrgica esencial. Así que el derecho a decidir embarazarse o no fue abolido en la práctica, durante la cuarentena.


En una distopía futurista, países de Asia de 2020 apostaron por el sometimiento del cuerpo, a través de las apps para rastrear personas contagiadas (o como la comunidad médica les llaman “los casos”). En México, quienes presentaran posibles contagios en transportes públicos podían ser llevados a centros de salud, mediante cápsulas. ¿Nos acostumbraremos a ver cuerpos desfilar por los metros de la CDMX dentro de tubos de plástico por protección?


A partir de la costumbre y el sometimiento del cuerpo, la nueva normalidad no resulta muy novedosa. Sin embargo, también abre la oportunidad de pensar que enfrentar los virus no es un trabajo exclusivo de los gobernantes. También, hay pandemias que se reproducen en la forma en cómo se relacionan las personas de tu tiempo. ¿Cambiarlas podría encaminarnos a sociedades distintas?

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page